Cómo los chatbots están cambiando las redes sociales

Estás buscando un vuelo para tus vacaciones. Tienes el destino, la fecha y el presupuesto. Pero entras al sitio web de la aerolínea y es un dolor de cabeza. Múltiples botones, secciones y buscadores que no llevan a ningún lado. ¿Y si tuvieran un chatbot?

Un bot que chatea

También llamados bot de charla, los chatbots son sistemas de inteligencia artificial que simulan mantener una conversación respondiendo automáticamente a las preguntas planteadas por los usuarios.

Para establecer una conversación con una persona, la programación de los chatbots reconoce palabras clave o frases del interlocutor a las que replica con respuestas preparadas de antemano.

¿Hasta dónde llegará la tecnología de los chatbots?

Así, un bot es capaz de sostener una conversación lógica mientras responde a las necesidades de los usuarios; por ejemplo, proporcionar los detalles del vuelo que buscabas para tus vacaciones.

No todos los chatbots son iguales: algunos interactúan mediante botones para brindar opciones a los usuarios, mientras que los más sofisticados tienen una programación tan avanzada que son capaces de reconocer la voz de los usuarios.

Cada vez más marcas utilizan chatbots para su comunicación.

Los chatbots y las redes sociales

Implementar chatbots conlleva muchas ventajas: los chatbots no se descargan, no ocupan espacio en la memoria del smartphone, no necesitan de actualizaciones y pueden integrarse varios bots en un mismo chat. Además, garantizan un servicio de atención a cliente a través de las redes sociales de una manera mucho más rápida y sencilla.

¿Hasta dónde llegará la tecnología de los chatbots?

Actualmente, la plataforma más común que ha dado lugar al desarrollo de los chatbots es Facebook Messenger. Poner el práctica su uso puede traer grandes beneficios concretos a tu marca como expandir tu audiencia, personalizar mensajes atractivos y complejos, reducir costos de operación en un call center, agilizar la relación cliente-marca o simplemente renovar tu presencia en redes sociales.

¿Lo mejor de todo? Puedes hacerlo sin escribir una sola línea de código. Al ritmo que se desarrolla esta nueva tecnología, probablemente no falte mucho para que la próxima vez que chatees para reservar un vuelo, en realidad estarás conversando con una inteligencia artificial.