El arte del desarrollo de apps

Con la masificación de los smartphones, las apps irrumpieron en el mercado como muy pocos adelantos tecnológicos. La imaginación se convirtió en el único límite para el desarrollo de apps gracias a la infinidad de funciones que facilita la tecnología inserta en cada teléfono.

Al día de hoy existen miles de aplicaciones en distintas plataformas, pero eso no significa que su creación se algo sencillo. De hecho, desarrollar una app es todo un arte que siempre debe seguir pasos específicos.

Idea

El primer paso es tener clara la idea de tu app: para qué va a servir. ¿Awareness de tu marca?, ¿servicio a tus usuarios?, ¿conversión de ventas? Debes tener claro el objetivo desde un inicio, mucho antes que conocer el costo por invertir.

Planificación

Es fundamental comprender cómo cada parte de la aplicación, cada pantalla indivudual, interactuará con las otras para comprender su funcionamiento integral. ¿Qué sucede si presiono este botón?, ¿se despliega un menú o se oculta la pantalla anterior?

Cada desición se ramificará en nuevas opciones de funcionalidad que definirán la estructura de tu app, por lo que el trabajo de los programadores y su capacidad de síntesis se verá reflejada en la creación final.

Diseño

Una vez dispuestas todas las piezas del engranaje, entran a escena los diseñadores. El diseño es lo primero que percibe cualquier usuario, de manera que un diseño pobre puede estropear cualquier app sin importar lo funcional que sea.

Requerirás un ícono que distinga tu app del resto de las aplicaciones que están en tu teléfono. Además de pantallas de inicio, íconos de cada pestaña, paleta de colores… todo siguiendo el diseño original de tu marca.

Lanzamiento


Una vez finalizada tu app, es momento de lanzarla a las plataformas para su descarga, ya sea Google Play o Appstore.

Acércate a nosotros para desarrollar la estrategia de tu marca y hacer el presupuesto de tu app. En Retuit, hacemos del desarrollo de apps un arte.

¿Estás interesado en nuestros servicios?

Solicitar Servicio